¿Cuáles experiencias de tu vida agregarías a tu curriculum vitae? ¿Qué es liderar oportunamente?. La nueva columna de la MCC Laura Bicondoa acerca de las habilidades necesarias para vivir exitosamente la 4a. Revolución.

Continuando con la conversación iniciada en mi columna anterior, quiero  seguir enumerando las habilidades relacionadas con la capacidad de aprender que Google valora en sus entrevistas de trabajo, como un medio de introducirnos en el aprendizaje motivado por la 4a. Revolución.

Innovar

El segundo bloque de estas “habilidades” tiene que ver con “tener conocimientos no especialistas”. ¿Qué significa eso? Google apunta a individuos que no repitan soluciones y que tengan un background general amplio.

Quisiera ampliar estos conceptos desde el punto de vista de la innovación. A quienes me han escuchado hablar de este tema que me apasiona, no les sorprenderá que regrese a considerar una frase que aprendí de mi maestro el Dr. Fernando Flores: “no se puede innovar desde cero”.

Toda innovación se produce desde una perspectiva histórica.

Dicho en otras palabras, innovamos con elementos históricos; lo nuevo se construye sobre lo viejo. Si bien el resultado de toda innovación es la creación de nuevos mundos y nuevas necesidades (previamente inexistentes), los elementos, las ideas de estos espacios se construyen utilizando algo del pasado y cambiando la perspectiva o la aplicación de aquello preexistente. Entonces, mantener la mente abierta, desapegada de fórmulas y conceptos, nos deja libres para experimentar haciendo combinaciones inéditas. Estas combinaciones nos llevarán a resolver situaciones o a relacionarnos con lo que ocurre de manera inesperada, creativa y sensible.

Algo que no podrá ser reemplazado, por ejemplo, por programas de inteligencia artificial o robots, que están programados para dar respuesta y lidiar con recurrencias predecibles.

Los seres humanos hasta ahora parecemos ser irremplazables en este aspecto. Por eso quedan afuera de Google aquellos que repiten soluciones, el futuro demanda de nosotros ser creadores de soluciones más que repetidores seriales. Ante un mundo en permanente cambio, debemos estar a la altura y fluir con la invitación a ser curiosos y entusiastas protagonistas.

Nuestras experiencias cuentan

Las soluciones en este mundo de 4a Revolución nacerían para Google, de individuos que tengan un background general amplio”. ¿Cuál es entonces la mirada? Echar mano  a todas nuestras experiencias y aprendizajes previos, no menospreciar ninguno de ellos y ser menos rígidos a la hora de juzgar cuán relevantes han sido o no en el pasado.
Hablamos de futuro: un tiempo en el que no hemos vivido, en un contexto desconocido. A lo mejor alguna de estas experiencias, o el aprendizaje obtenido de ellas, puede ser útil ahora. Cuantos más recursos tengamos, mejor preparados estaremos.

Cuanta más comprensión tengamos de los movimientos históricos de los que hemos sido parte, más podremos anticipar ciclos de recurrencias y seremos más capaces de distinguir anomalías que den comienzo a innovaciones.

Liderazgo emergente

Otro punto que Google valora es el liderazgo emergente. ¿De qué se trata? De saber cuándo intervenir y tomar el mando y saber cuándo dar un paso atrás.

Hemos escuchado hasta el cansancio hablar de liderazgo colaborativo, de la eficiencia del trabajo en equipo y del valor que suman muchas miradas a un mismo tema. La era del liderazgo unipersonal parece obsoleta frente a los desafíos que nos plantea la actualidad. Ya no se trata de individuos y nombre propios, sino de la capacidad de escuchar, sumar perspectivas, rotar la dirección de proyectos de acuerdo a las habilidades que demanda cada situación y ser buenos seguidores llegado el caso.

Luchar por el poder y el control puede ser el camino a un callejón sin salida. La suma de recursos de un equipo siempre nos lleva más lejos y esto es algo que en un momento en donde varias generaciones conviven en un mismo contexto empresarial, por ejemplo, se convierte en una ineludible oportunidad para seguir aprendiendo. Aprendiendo de otros que pueden ser más jóvenes o más viejos que nosotros, aprendiendo de las dinámicas relacionales intergeneracionales, aprendiendo de la construcción de vínculos de respeto y cuidado por los demás. A todos nos gusta contribuir y aportar ideas. Hoy necesitamos aprender a ser oportunos.

Necesitamos aprender a reconocer hasta dónde nuestros aportes suman a la mejor solución o cuándo debemos permitir a otros que nos enseñen, volver a confiar y ser aprendices para continuar ampliando nuestras habilidades.

¿Cuáles son tus aprendizajes para la 4a. Revolución?

Les propongo que a medida que avanzamos en el desarrollo de este tema, hagamos una autoevaluación. Démonos la oportunidad de mirarnos al espejo honestamente. Hagamos las paces con nuestras expectativas para poder mirar de frente esta hermosa realidad. Una realidad que nos llena de invitaciones para reinventarnos y expandir nuestros horizontes.

¡Nos vemos en la próxima!

Laura Bicondoa

Columna escrita para La Red Coaching por:
Laura Bicondoa. MCC de la ICF y de la AACOP
Directora del Programa Estrategias de Coaching Ejecutivo.
Nuevo lanzamiento: agosto 2018
 

Otras columnas de Laura:

Saber aprender para vivir en la 4a. Revolución 

Trabajar con expectativas versus con lo que existe