7 características del sufrimiento emocional

Sufrimiento Emocional– La vida está llena de gratos momentos, pero también contiene retos, adversidades y en muchas ocasiones, es inevitable enfrentar dolor… El sufrimiento tiene más que ver con la respuesta cognitiva y emocional que presentamos ante este tipo de circunstancias.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.” Buda.

Cuando una persona tiene equilibrio emocional, se va fortaleciendo con cada batalla que la vida le presenta. Sin embargo, existe mucha gente que está experimentando un tremendo sufrimiento emocional, aunque traten de enmascararlo de diferentes maneras.

De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., casi 1 de cada 5 personas (42,5 millones de estadounidenses adultos) sufren de una condición de salud mental diagnosticable.

“Quien piense que la vida es dicha absoluta, va a perder mucho tiempo, sufriendo y llorando por aquí y por allá, sintiendo que le han robado… En el golf no todas las pelotas caen en el hoyo; muchas de las carnes son difíciles de masticar; la mayoría de los niños crecen para ser personas comunes y corrientes; muchos de los matrimonios felices requieren un índice de tolerancia mutua; a menudo, la mayoría de los trabajos son más aburridos que otros…. La vida es como viajar en un tren antiguo: Hay retrasos, desvíos, humo, polvo y sacudidas; todo ello interrumpido de vez en cuando por hermosos paisajes y emociones aceleradas.” Jenkins Lloyd Jones

La clave está en guardar con gratitud estos momentos en nuestra mente y corazón, vivir con plenitud y no simplemente tratar de sobrellevar la vida.

Las personas que padecen sufrimiento emocional son víctimas de sus propios temores y angustias. Generalmente tienen sobre sí una sobrecarga de estrés.

Cuando este tipo de situación perdura a través de los años, desencadena otro tipo de padecimientos. Es muy común que la gente cercana y miembros de la familia no reconozcan los cambios en el comportamiento hasta que es demasiado tarde.

Estas conductas no deben ignorarse o tomarse a la ligera.

Recordemos que nuestro cuerpo es sabio y trata de mandarnos señales de alerta cuando necesita atención, sólo que generalmente vamos por la vida corriendo e ignorando nuestras propias necesidades.

7 Indicadores de Sufrimiento Emocional

1. Dificultad para manejar la ira o para controlar el temperamento.

Puedes observar un incremento de sentimientos de ira y agitación. Aquel que carga sobre sí una excesiva carga de sufrimiento emocional puede obsesionarse con algunas situaciones y reaccionar con agitación, motivado por la angustia.

Sus cambios de humor suelen ser como los cambios del viento, a veces impredecibles y tempestuosos, por lo explosivos e irracionales que se muestran, esto es porque el dolor aparece en muchas formas y la ira es sólo una manera de sacar esas emociones tan incómodas, es una manera de pedir ayuda, aunque parezca lo contrario.

¿Te sientes bien cuando estás solo, pero explotas con tu pareja, tus hijos, tus amigos o tus compañeros de trabajo? Puedes poseer una sobre carga de estrés, una situación que es peligrosa para tu salud tanto física como mentalmente, así mismo, es poco saludable y para las personas que te rodean.

2. Cambios en la actividad social

¿Te parece bien salir con los amigos o compañeros del trabajo, pero en el momento justo antes de salir prefieres saltar a la cama y simplemente “vegetar”? En alguien que solía disfrutar de estar cerca de otras personas, quizás podría empezar a experimentar sensaciones de desagrado al tratar de estar con otros, por lo que podría dejar de asistir a reuniones, escuela e incluso al trabajo.

Puede presentarse de manera gradual y se da como una respuesta de lucha o huida, se puede preferir permanecer lejos de los demás o, todo lo contrario; esto para evitar estar consigo mismos y esas emociones tan incómodas. La sensación de miedo y angustia pueden afectar al punto que no se pueden conectar con otras personas como lo hacían anteriormente.

3. Cambios en el cuidado de su persona

Si has dejado de cuidar de ti mismo como lo hacías anteriormente. Esta persona también puede participar en actividades donde su salud, su integridad o su vida se pudieran poner en riesgo.

Un ejemplo es presentar patrones de sueño cambiantes: Si despiertas antes de lo usual, si duermes menos de lo habitual, si no puedes conciliar el sueño cuando te acuestas o si te despiertas después unas pocas horas de haberte acostado y no puedes volver a dormir o si de plano tienes insomnio y presentas sueño excesivo durante el día, puede estar relacionado con la angustia emocional.

4. Excesiva angustia y sentimiento de desesperanza.

Esta persona puede parecer superada por la impotencia y tristeza. Podría estar sufriendo a consecuencia de un trauma que está resurgiendo o un extremo dolor. Ellos podrían estar experimentando problemas de autoestima, vergüenza y culpa. Pueden comenzar a hablar sobre el suicidio en pequeños comentarios, empiezan a creer que la vida es mejor sin ellos. Si vives constantemente como si “la gota fuera a derramar el vaso”, puedo afirmar que algo en ti está pidiendo atención y ayuda inmediata.

“La clave es la frecuencia con que se siente esta sensación de malestar, lo perjudicial de sentirse así, y cuánto tiempo dura, esto es lo que puede ayudar a determinar la gravedad de su situación”, dice Abby Aronowitz, PhD.

5. Presencia de comportamientos: Obsesivo-Compulsivos

¿Has perdido parcialmente tu capacidad para disfrutar al máximo la vida, debido a que estás constantemente preocupado sobre algo malo que crees que va a suceder? ¿Te toma una hora o más para poder salir de tu casa porque estás atascado con una serie de “rituales”, como tocar cosas o volver a comprobar las cerraduras, la estufa u otro aspecto a pesar de que aparentemente no tiene una razón lógica? Si es así, puedes tener más ansiedad en tu vida lo que puedes manejar solo adecuadamente.

“Las obsesiones son pensamientos repetitivos que se asemejan a la preocupación y van acompañados de ansiedad. Las compulsiones son actos de comportamiento diseñados para eliminar esa tensión que producen las obsesiones. Sin embargo, éstos, generan más ansiedad y más rituales contraproducentes en la persona”.

Cambiar lo que sentimos es una forma de resistencia, y cuanto más nos resistimos, es cuanto más nuestro sufrimiento persiste.

Cuando no hay alivio del dolor emocional, las personas pueden llegar a buscar aliviarlo a través del uso y abuso de las drogas ilegales, también de las permitidas como el alcohol, el tabaco y fármacos; se puede buscar sentirse mejor por medio de la comida, el sexo u otras conductas que debido a la obsesión y a la compulsión que se puede presentar hacia ellas, pueden resultar destructivas, ya pueden hacer que disminuyamos nuestra calidad de vida, y la capacidad de satisfacción se puede ver afectada en diferentes áreas.

Un ejemplo muy común de lo anterior son los cambios de peso y en patrones de alimentación. ¿Te encuentras constantemente pensando en la comida con ansiedad o repulsión por la idea de comer? Podría ser otra señal de angustia emocional.

6. Cansancio, falta de energía y fatiga crónica

Cuando el cuerpo no puede manejar la sobrecarga emocional, simplemente empieza a bloquear ciertas funciones, y a menudo se manifiesta como resultado una sensación de cansancio y fatiga extrema.

7. Deseo sexual disminuido

La incapacidad de sentir placer o de no llegar al orgasmo en el acto sexual, pueden ser una señal de angustia emocional. Mientras que la angustia puede estar vinculada a su relación de pareja, los expertos dicen que podría estar relacionada con un área totalmente diferente de tu vida.

Cuando los pacientes manifiestan síntomas inusuales y éstos no tienen que ver con alguna condición médica, puede ser señal de que su cuerpo esté experimentando algún tipo de malestar emocional. El dolor físico es una señal de alerta del cuerpo, nos dice que algo requiere nuestra atención inmediata.

 

Fuente: https://www.psicoactiva.com/blog/7-indicadores-sufrimiento-emocional/