“Los estados de ánimo son altamente contagiosos” afirmamos muchas veces en conversaciones entre coaches. Ahora bien, ¿qué dice la ciencia al respecto? ¿Puede nuestro ánimo verse influido según el tipo de personas con las cuales compartimos nuestro tiempo? Enteráte qué es la alineación cerebral.

El autor

Moran Cerf es profesor de Neurociencia y Negocios de la Kellogs School of Management. Sus estudios fueron publicados en revistas científicas de primer nivel como Nature. Antes de su carrera académica, Moran Cerf fue hacker. Esta experiencia le permitió usar métodos de investigación lo suficientemente creativos como para descubrir cómo los seres humanos tomamos decisiones. Durante más de una década, Cerf estudió a cientos de pacientes que debían someterse a una cirugía  de su cerebro. A través de electrodos implantados en él, Cerf estudió el comportamiento, las emociones, la toma de decisiones y los sueños de sus pacientes.

¿Cuál fue el resultado?

Analizando el registro de las ondas de los electroencefalogramas, Cerf descubrió que cuando las personas pasan tiempo juntas, sus ondas cerebrales comienzan a parecerse y, en algunos casos, pueden llegar a ser casi idénticas.

“Al compartir con alguien se produce un alineamiento entre los dos cerebros”, dice el neurocientífico en conversación con BBC Mundo.

Sincronía eléctrica

Por ejemplo, en uno de sus estudios, personas expuestas a ver determinados cortos de películas, generaron patrones similares de actividad en sus cerebros, en una especie de “sincronía eléctrica”, que se puede observar en la pantalla de una computadora.

“Dos personas que ven las mismas películas, los mismos libros, que comparten las mismas experiencias y que además sólo hablan entre ellos, después de dos semanas, comienzan a mostrar patrones comunes a nivel de lenguaje, emociones y hasta puntos de vista”.

Por eso, según el investigador, la mejor decisión que puedes tomar en la vida, es elegir correctamente a las personas con las que compartes tu tiempo.

“Las personas cercanas a tí tienen un impacto en la manera en que te relacionas con la realidad más allá de lo que puedes percibir o explicar. Y uno de los efectos es que te vuelves parecido”, explica el neurocientífico.

No mucho más para decir si eliges una mala pareja y pasas a su lado 10 años…

El cuento que nos contamos

¿Cómo nuestras elecciones afectan el nivel de satisfacción personal que sentimos?

Para Cerf es importante tener en cuenta no sólo en qué momento tomamos nuestras decisiones sino también cómo las recordamos en el largo plazo y cómo las comparamos con las de otras personas.

En ese sentido, el neurocientífico dice que algunas personas tienen una gran habilidad para inventar narrativas o contarse historias positivas sobre las decisiones que han tomado.

“Hay personas que han tenido experiencias muy difíciles pero tienen esa increíble habilidad de usar su cerebro para reinterpretarlas. Es otra manera de sintetizar una experiencia en particular o la imagen del mundo”, dice Cerf.

Efecto contagioso: alineación cerebral

“Es difícil empezar a reinterpretar la realidad de una manera más posibilitadora cuando no lo has hecho antes de ese modo. La herramienta más práctica es rodearse de personas que tienen esa habilidad natural“, dice Cerf.

“Si pasás tiempo con ellos vas a empezar a sentirte más satisfecho. Vas a terminar viendo el mundo de una manera parecida”, agrega.

“Es algo que va a ocurrir de todas maneras, no tienes que hacerlo conscientemente. Esa es la ventaja de la alineación cerebral”.

¿Será que para “orquestar” nuestros estados de ánimo vitales deberemos elegir responsablemente el entorno que nos rodea o al menos, estar muy atentos a él?

Fuente: