¿Cómo debe ser una persona segura ?

Alguien que hace todo bien, que cree en su competencia y tiene el orgullo de sus logros? O alguien que no teme equivocare o hacer el ridículo  delante de los demás?

Innumerables artículos y discusiones nos dicen que para tener más confianza, tenemos que recordar lo que hemos logrado.

Pero ¿y si la respuesta es al revés? Los que están más dispuestos a aceptar sus errores son más seguros de si mismo?

Somos conscientes de nuestra competencia y logros, ya que son probablemente son las únicas cosas sólidas en nuestras vidas para demostrar nuestras habilidades y fortalezas. Decimos Usain Bolt es un excelente velocista no sólo porque es físicamente fuerte sino porque tiene la capacidad de romper records mundiales. El reconocimiento y el orgullo que vienen desde dentro son nuestras fuentes de confianza.

Pero en el largo plazo, si vamos a cuidar demasiado nuestra imagen y sobreestimar la importancia de nuestros logros, vamos a evitar fácilmente situaciones que los ponen en peligro, vamos a evitar equivocarnos. 

La confianza construida sobre los logros de competencia podría no ser algo que debemos buscar. Aceptar que podemos equivocarnos es la manera de construir la verdadera confianza.

Hay que reconocer el hecho de que todo el mundo hace cosas tontas y comete errores de vez en cuando. A veces tratamos de cubrir nuestras debilidades tanto como sea posible a causa del miedo a la humillación. Pero abrazar nuestra necedad es el primer paso para construir verdaderamente nuestra confianza.

La confianza tiene un significado mucho más amplio que simplemente estar orgullosos. Cuando todo el mundo es tan tonto como somos, no hay nada malo que hacer una cosa más tonta en la vida. Y vamos  vivir con nuestra propia piel.

Burlarse de sí mismo!

Permitiendo que incurriera en errores y reírse de sí mismo, es la clave para construir su confianza. Si usted es un turista perdido, puede abrazar a su inocencia y pedir amablemente orientación a pesar del hecho de que las personas podrían considerarlo con desprecio. Simplemente puede reírse de sí mismo por no tener bien preparado para su viaje.

Cuando te ríes de ti mismo más a menudo, te darás cuenta de que  no necesitas ser perfecto para ser aceptado. No podemos hacer nada acerca de nuestra estupidez, ya que es una cualidad innata de la raza humana. Cuán grande es saber que incluso las personas más grandes son tan estúpidos como somos!

Fuente: http://www.lifehack.org/561353/the-more-allow-ourselves-silly-things-the-more-confident-become?ref=category_section_post_6003