22 Corren, detrás de 1 sola pelota

¿De qué hablamos cuando hablamos de que nuestro mundo cambia constantemente? Elena Espinal nos trae una mirada clarificadora del mundo en el que vivimos hoy, y lo define con parlabas de Heidegger, reconocido filosofo, llamando a nuestra actualidad como un “vivir en muchos espacios revelados a la vez”.

“Cuando se está en libertad para que alguien imagine, una vez que lo hace, empieza a crear un mundo.”

Elena Espinal Master Coach de la International Coach Federation y de la AAPCC, Asociación Argentina de Profesionales del Coaching, es Doctora en Odontología, Master en Patología y Lic. En Psicología.

Llamamos espacios revelados a aquellas ideas, que se generan en un contexto, en un momento determinado, y nos trae un claro ejemplo “Alguna vez vivimos sin fútbol, hasta que a alguien se le ocurrió la idea de que 22 podían correr atrás de una sola pelota, generosamente podría haber puesto 22 pelotas, para los 22 jugadores, pero no, y empezaron a aparecer las reglas de esta idea, con la mano no, acciones que van a ser motivo de expulsión, y más y más, y empezó a aparecer un mundo, un nuevo mundo  a partir de una idea, que fue, 22 corren detrás de una sola pelota”. Cuando se innova, cuando se crea un espacio revelador, cuando se está en libertad para que alguien imagine, una vez que lo hace, empieza a crear un mundo.

Los espacios revelados en los que vivimos fueron creados a través de nuestra historia y tomados por cada uno de nosotros. Con el paso del tiempo, se crean nuevos y cambian los ya existentes, un claro ejemplo es el mundo revelado del juego de los chicos, en la actualidad totalmente diferente a lo que alguna vez fue, y así se va creando el mundo, por la aparición de nuevos espacios revelados, y la pregunta es, ¿cuánta apertura tenemos para vivir en nuevos mundos revelados?.

Hay espacios revelados que pertenecen a uno, por la historicidad que traemos, y es solo cuando podemos ver que pertenecemos a eso, a un mundo particular de espacios revelados acumulados a lo largo de nuestra historia, circunstancial en nuestro presente, es que podemos predisponernos al aprendizaje de lo nuevo, sabiendo que no pertenecemos a un mundo de “como las cosas son” sino a un mundo de “ciertos espacios revelados hasta la fecha”. A aprender a pararnos en la inocencia de la incertidumbre, de lo desconocido, despegarnos de aquellos que ya sabemos, proveniente de los espacios revelados de nuestra historia, ypararnos allí, para aprender los nuevos mundos revelados contemporáneos, solo así podemos permanecer , trascender  y crear nuevos mundos.

Lic. María Casamento Coach Ontológica Profesional Directora de La Red Coaching

Inspirado en Conferencia de Elena Espinal, I Congreso de Neurociencia, Inteligencia Emocional y Coaching 2017.