Detectar mentiras es posible si sabes cómo, y sobre todo si practicas la observación de las personas. De acuerdo al Psicólogo Robert Feldman, el cuál ha pasado más de cuatro décadas estudiando el fenómeno de la mentira, las personas mienten de media cuatro veces durante una conversación con un extraño o conocido. Algunas personas incluso mienten doce veces durante ese periodo. 

En este artículo te explicaré cómo saber si alguien miente a partir de la observación del lenguaje corporal; señales faciales y físicas que pueden delatar a un mentiroso.

La gente miente casi en cualquier contexto, desde relaciones íntimas (matrimonio o noviazgo) hasta las más causales. Algunas mentiras son pequeñas (“te ves mejor, has adelgazado”) y otras más grandes (“no he estado con otra mujer/hombre”). A veces dañan a la otra persona y a veces no.

Signos para descubrir mentiras

Según la literatura popular y más conocida, estas son las señales no verbales que se se suelen hacer en la mentira.

Recuerda que se deben evaluar en un contexto. De todas formas, más adelante veremos qué dice la investigación sobre nuestra capacidad para detectar mentiras y pillar a los mentirosos.

1-Lenguaje no verbal y paraverbal

-Microexpresiones: son expresiones faciales que muestran las personas y que son casi imperceptibles ya que aparecen en una fracción de segundo. Algunas personas pueden detectarlas aunque la mayoría no. En una persona que miente, la microexpresión sería unaemoción de estrés, caracterizada por las cejas hacia arriba y provocando líneas de expresión en la frente.

-Asentimiento o negación: si la cabeza asiente o niega en oposición a lo que es dicho, puede ser un signo de contradicción.

-Tocarse la nariz y taparse la boca: según esta señal, la gente tendería a taparse la boca y tocarse la nariz mientras mienten. Se podría deber a un aumento de adrenalina en los capilares de la nariz. Por otra parte, poner las manos cerca de la boca tendría el objetivo de cubrir las mentiras.

-Movimiento de los ojos: se supone que se puede saber, a partir del movimiento de los ojos, si una persona esta recordando o inventando algo. Cuando las personas recuerdan detalles, sus ojos se moverían hacia arriba y hacia la izquierda si son diestros. Cuando inventan algo, sus ojos se moverían hacia arriba y la derecha. Lo contrario serviría para los zurdos.

-Poco contacto visual: en realidad, al contrario que la creencia popular afirma, un mentiroso no siempre evita el contacto ocular. El ser humano evita el contacto ocular y mira hacia objetos de forma natural para centrarse y recordar. De hecho, se ha demostrado que algunos mentirosos tienden a incrementar el nivel de contacto ocular porque siempre se ha considerado un signo de sinceridad.

-Inquietud: es cuando una persona busca algo alrededor suya algo o su cuerpo se mueve de forma inquieta. Se supone que al decir una mentira, se produciría ansiedad que sería liberada con movimientos físicos, tocar de forma compulsiva una parte del cuerpo, etc. Se trata de observar si el comportamiento es diferente a como normalmente se comporta la persona.

-Hablar despacio: al contar una mentira, la persona podría hacer pausas mientras habla para encontrar qué decir. 

-Movimiento de partes del cuerpo: brazos, manos y piernas. En una situación cómoda las personas tienden a ocupar espacio extendiendo sus brazos y piernas. En una persona que miente, su posición se mantendría cerrada; las manos tocarían su cara, orejas o la parte trasera del cuello. Brazos y piernas cerradas y falta de movimientos puede ser un signo de no querer dar información.

2-Emociones y fisiología

-Sudor: parece que la gente tiende a sudar más cuando miente. De hecho, medir la sudoración es una de las formas en que el polígrafo determina una mentira. Como los anteriores, individualmente no puede ser un indicador fiable. Algunas personas pueden sudar más porque son más nerviosas, introvertidas o tener otra condición física.

-Falsear emociones: cuando una persona miente trata de mostrar una emoción que en realidad no siente. Podría tratar de mostrar una sonrisa cuando se siente ansioso.

-Garganta: puede que una persona que mienta trague constantemente.

-Respiración: un mentiroso tiende a respirar de forma más rápida. La boca podría parecer seca porque se sufre estrés el cual provoca que el corazón lata rápidamente y los pulmones demanden más aire.

-La emoción y lo que dice la persona no son simultáneos: por ejemplo, alguien dice “me encanta” al recibir un regalo y más tarde sonríe, en lugar de sonreír al mismo tiempo que afirma que le encanta.

-La expresión se limita a la boca: cuando alguien falsea emociones (felicidad, sorpresa, tristeza…) mueve solo la boca en lugar de la cara entera: mandíbula, ojos y frente.

3-Contenido del mensaje

-Demasiados detalles: cuando le preguntas a alguien algo y responde con demasiados detalles, podría significar que han pensado demasiado en como van a salir de la situación y formaron una respuesta complicada como solución. Trataría de dar más detalles para parecer más creíble.

-Inconsistencias en la historia: si la persona miente, la historia podría cambiar cada vez que sale en un tema de conversación. Se podría olvidar algo, añadir algo nuevo o eliminar algo que antes se mencionó.

-Evitar la mentira: en lugar de hacer afirmaciones directas, responden a una pregunta dando”rodeos”. Por ejemplo si le preguntas “¿Golpeaste a tu mujer?”, podría responder “Amo a mi mujer, por qué haría eso?

-Usar tus palabras para responder a una pregunta: a la pregunta “¿Comiste en tu casa? El mentiroso podría decir, “No, no comí en mi casa”.

4-Interacción y reacciones

-Un mentiroso se siente incómodo al estar cara a cara con la persona que le pregunta y podría volver su cuerpo hacia otra dirección.

-Puede que un mentiroso coloque de forma inconsciente cosas entre si mismo y su interlocutor.

-Una persona que se siente culpable se pondrá a la defensiva. La persona inocente a menudo irá a la ofensiva.

5-Otros signos

-Establece una línea base de como se comporta normalmente la persona. Si se sale de ella, sabrás que algo se sale de la normalidad.

-Si crees que alguien miente, cambia de forma inesperada el tema de conversación y observa. Puede que si la persona mentía se sienta más relajada. Una persona que miente quiere cambiar de tema; una persona inocente se podría sentir confusa con un cambio rápido de conversación y podría comentar algo respecto a ello o querer volver al tema anterior.

Source Link