Cada vez que hay una acción que se repite en intervalos regulares la llamamos hábitos.

Después de vivir una cuarta parte de su vida, usted puede pensar que lo que  ha desarrollado en su infancia es lo que lo definirá para siempre. Aun cuando algunos de los hábitos y rasgos personales que hemos desarrollado nos están frenando, nuestra mente a menudo hace caso omiso de los daños para resistir cualquier tipo de cambio que podría usurpar la zona de confort.

Hay algunos signos definitivos de estancamiento:

Negatividad

¿Alguna vez ha comenzado a planificar algo que lo entusiasma,  sólo para dejarlo  por el pensamiento de que “nunca funcionaría”? Esto sucede mucho a la gente.

Los negros en los EE.UU. fueron segregados hasta 1964, sin embargo, eso no ha impedido la talla de Ray Charles, John H. Johnson, Jackie Robinson, Tommie Smith y John Carlos en tener éxito en sus respectivas vidas, sólo para nombrar unos pocos.

Hoy en día, la gente tiene más libertad de lo que nunca tuvieron. No hay ninguna razón para pensar que algo va a fallar solo por pensarlo, ya que  no se puede saber hasta que le damos una oportunidad .

Sin embargo, el pensamiento negativo no es del todo culpa suya.También puede venir a través …

Medio Ambiente negativo

A menudo, serán tus amigos los que hacen agujeros en tus planes porque quieren tratar de mantenerte en la zona de confort. No van a hacer esto porque tienen malas intenciones, en cambio, lo van a ver como un favor al creer que están siendo objetivos contigo.

Si bien esto no es una razón para abandonar por completo a sus amigos y cortar todos los lazos con ellos, a veces un cambio de ambiente  puede hacer mucho bien.

Busque nuevos pasatiempos. Empezar a salir con personas que tienen el mismo entusiasmo que usted para ciertas cosas. O sentarse en un bar sólo y tratar de encontrar a alguien interesante con quien hablar. Conversar con gente nueva trae nuevas perspectivas sobre la vida. A veces, eso es todo lo que necesita para seguir adelante.

Incapacidad para ejecutar un plan

Lo difícil no es  hacer un plan, lo difícil es en realidad ajustarlo. Por ejemplo, si desea mejorar su bienestar físico, usted puede buscar un programa de entrenamiento que le permite estar en forma y ayudarle a mejorar su acondicionamiento. El plan consiste en ejercicios diarios, puede hacerlo durante tres o cuatro días y luego saltar uno para descansar.

 También puede empezar a descansar  desde el primer día, pensando en  trabajar el doble de duro mañana, o algo por el estilo. Así dilatamos nuestros planes y perdemos de entrar en acción, solo por dejar que nuestros hábitos nos ganen una vez mas. Claro, si tengo un hábito sedentario desarrollado durante años, es difícil ir al gimnasio antes de que mi cabeza y mi cuerpo me digan “no tengo ganas”. 

Lo que plantemos acá es identificar ese hábito en el momento que aparece y hacer exactamente lo contrario, si realmente elegimos continuar con nuestro plan. 

Su zona de confort

Cada uno tiene su “espacio seguro”, que funciona como una burbuja de sus creencias y hábitos de comodidad donde las cosas están bien y nada tiene que cambiar. Al salir de ella, a veces incluso por un momento, provoca ansiedad, ataques de pánico, o simplemente una negación.

Si se desea cambiar, habrá una gran cantidad de cosas que se quedarán fuera de esta burbuja. Esto implicará hacer las cosas que usted nunca ha hecho antes o incluso oído hablar. Es la única manera de lograr el progreso personal.

Nadie es bueno en todo en el primer intento. Toda la historia de la humanidad es un proceso de ensayo y error y, sin ella, nunca llegaríamos a donde estamos hoy. No se trata de “No puedo hacer esto”, sino de “He fallado ahora, pero sé que no debo hacer la próxima vez.”

No identificación de sus debilidades

Darse cuenta de que tiene una debilidad es el primer paso hacia la mejora en ese campo.

Una vez que usted se ha dado cuenta que tiene una debilidad, puede optar por resolverlo usted mismo, pero esto no siempre es posible. Algunos hábitos son muy fuertes y ellos  no desean dejarnos ir. Es entonces el momento para hablar con un profesional y obtener algunos consejos.

Básicamente los hábitos pueden detenernos. El mundo está en constante cambio y hay que cambiar con él.

No hay una receta para una vida perfecta.  Ponte a prueba en cada paso y sal de esa zona de confort. Después de un tiempo, se sentirá que ha valido la pena y que la vida tiene un significado nuevo que merece la pena ser vivido. 

Edición:  La Red Coaching.

Fuente: http://www.lifehack.org/448275/5-things-that-hold-you-back-in-life-and-how-to-get-rid-of-them