Vivimos en un mundo perfeccionista, en una eterna carrera por ser mejores, por tener más, por ser más protagonistas y reconocidos. Pero en este camino que a veces recorremos a toda velocidad, nos olvidamos que lo importante es vivir en paz con las circunstancias y que la felicidad está  al alcance de tan solo un minuto de presencia en el ahora.

Te mostramos  4 consejos para vivir mas relajados, livianos y felices:

Acepta que no puedes controlar todo. Una de las razones más importantes por las que algunas personas no pueden relajarse es porque quieren tener el control en cada situación; quieren ser capaces de predecir qué va a pasar y cuándo va a pasar; quieren saber cuándo tendrán éxito, cómo van a reaccionar sus jefes, padres o amigos, y creen que saben exactamente lo que tienen que hacer para conseguir lo que quieren. Por desgracia, la vida no funciona así. Está llena de sorpresas y giros inesperados, buenos y malos. Si de verdad quieres relajarte, entonces tienes que prepararte para esperar lo inesperado.

Identifica tu pensamiento controlador, trata de ver cual es la emoción que se esconde detrás, esa emoción generalmente es el miedo.

Para cambiar el habito de control, hay que cambiar su emoción.

Dejar que el miedo venga y se vaya, aceptarlo, mirarlo, escucharlo, pero no reaccionar frente a lo que dice tu pensamiento, simplemente confiar en que la vida se da de forma natural y que tu estas en el lugar correcto y en el momento correcto.

Deshazte de los estándares poco realistas. Esta es otra cosa que puede interponerse en el camino a ser más relajado. Puede que esperes que todos estén en sus mejores condiciones todos los días a toda hora. Es posible que pienses que tus profesores, tu jefe, tus amigos, las personas importantes en tu vida o cualquier persona en tu vida es capaz de leer tu mente. Es posible que pienses que el mundo debería darte lo que mereces. Bueno, si de verdad quieres relajarte, tienes que aprender a aceptar las imperfecciones del mundo a tu alrededor.

No te molestes cuando cometas errores. Las personas tensas se alteran cada vez que algo que habían planificado no sale a la perfección porque cometieron un error, ya sea uno pequeño o grande. Tienes que aprender a aceptar el fracaso como una experiencia de vida, en lugar de castigarte por no hacer algo que podrías haber hecho. Los errores son parte de la vida y la vida no sería divertida si todos hiciéramos y completáramos nuestros quehaceres como los robots. Si cometiste un error, piensa en lo que aprendiste de él, qué harías de forma diferente y cómo puedes utilizar este conocimiento en el futuro.

Renuncia a tu necesidad de impresionar a los demás. Las personas que viven de juicios ajenos como si fueran afirmaciones, padecen de  inautenticidad, nada los hace mas felices que recibir un alago y nada los frustra mas que recibir una critica negativa. Deja de intentar tanto ser algo que no eres solo para agradar a los demás. No funciona de esa manera. En el momento en que dejes de intentar con tanto ahínco ser algo que no eres, en el momento en que tires todas las máscaras y aceptes quién eres en realidad, encontrarás que la gente se siente atraída por ti, sin esfuerzo alguno.” Y sobre todo deja de correr, de competir ¿Contra qué o quién? ¿Cuál es el afán? Buscar ser protagonista en todo es desgastante.

No somos todo lo que nuestros pensamientos muestran. ¿Cuántas personas están sufriendo a causa de su forma de pensar negativa, contaminada y repetidamente derrotista? No creas todo lo que tu mente dice – especialmente si es algo pesimista. Eres mejor que eso.”

La mente genera un universo de pensamientos y no todos son buenos, es hora de seleccionar aquellos con los que vas a tener una buena relación y a los demás solo déjalos pasar.

“Puesto que ignoras lo que te reserva el mañana, esfuérzate por ser feliz hoy. Coge un cántaro de vino, siéntate a la luz de la luna y bebe pensando en que mañana quizá la luna te busque en vano”
Omar Jayam

 

Fuentes: http://es.wikihow.com/ser-m%C3%A1s-relajado

Citas: JOANNA PRIETO