¿Cómo saber si necesito Coaching o Psicología?

Mucho se ha hablado de la  diferencia  entre un coach y un psicólogo y en qué casos acudir a un profesional u otro.

La principal diferencia entre un psicólogo y un coach, es que Los primeros tratan patologías o se enfocan directamente en el problemas que tienen que ver con la salud mental del paciente, como por ejemplo depresión, abusos de drogas, pérdida de un ser querido, trastornos emocionales.  Sin embargo, en el caso del coaching profesional, se trabaja sobre dificultades o retos,  en  entornos como el trabajo o el deporte, que plantea el cliente.

¿Qué dificultades o retos podrían ser esos? Infinidad: un problema de comunicación con jefes o entre compañeros de trabajo; ponerse nervioso a la hora de hablar en público; querer cambiar de trabajo, pero sentir miedo a la hora de dar el salto; tener una mala relación con los superiores y que esto influya de forma negativa en la vida personal; no saber decir “no”; no atrevernos a pedir un ascenso; no sentirnos valorados ni reconocidos en el trabajo.

“El coach no da consejos, sino que ayuda a las personas a descubrir sus recursos para lograr algo”

El coaching se enfoca en el diseño de futuro, no en la interpretación del pasado para poder detectar o curar patologías mentales. 

El coaching es un excelente aliado para diferentes profesiones. Existen miles de psicólogos especializados en coaching que realizan grandes intervenciones con sus pacientes. 

En definitiva, cuando se trata de una patología, lo mejor es acudir a un profesional de la salud mental; cuando se trata de un reto, dificultad, desarrollo personal y profesional, toma de decisiones o ciertos bloqueos racionales o emocionales, la figura de un coach experto es muy apropiada.

Artículo  de Maite Gómez Checa, Coach Ejecutivo acreditada  por ICF

Fuente: http://www.coraops.com/noticias-blog/blog/600-blog-diferencia-coach-psicologo