¿Dónde buscar lo que me apasiona?

Entre un 13 y 16% de las personas trabajan en lo que les gusta.

Algunos se pasan la vida buscando aquello que los satisface, lo que los llena. Existe una falsa creencia de tener que encontrar algo dentro de mí y que me conduzca a vivir como quiero, haciendo lo que me gusta.

Cuando buscar lo que nos apasiona se convierte en una exploración interna del ser humano, nos perdemos de vista lo más importante, el mundo. El espacio de relaciones donde vamos a llevar a cabo la acción.

En definitiva, podemos pasar la vida tratando de descubrir dentro de  uno mismo lo que realmente está afuera, ya que solo construimos la vida, estando en relación con los demás.

Si pudiéramos explorar el 1% de lo amplio que es el universo y la gran diversidad de necesidades que las personas necesitan cubrir, tendríamos la oportunidad de ver que en todo aquello, puede haber algo que nos guste, algo que nos apasione y  para lo que podríamos ser una buena oferta.

En la actualidad vivimos en  un mundo VICA, (volátil, incierto, complejo y ambiguo) es imprescindible plantearnos algunas preguntas como:   ¿Quién necesito ser para sacar el máximo de oportunidades en un mundo tan fluctuante? ¿Cuáles son los líderes y los equipos de trabajo que necesita el mundo VICA?

Mirando dentro de mi nunca voy a poder observar las posibilidades de ser oferta para el mundo. Por que definitivamente dentro de mí,  no están expuestas todas las posibilidades que existen.

El mundo VICA necesita un estado de ánimo de flexibilidad y apertura: el coaching puede asistir a reconocerlo y a generarlo. El desarrollo personal tendrá que ver con crear sensibilidades y destrezas que permitan la adaptación y el cambio para lograr una ventaja competitiva en el mundo. ¿Cómo confiar en uno y en sus capacidades personales en un mundo incierto? Aquí se tornan imprescindibles las competencias conversacionales de las que habla Echeverría.

Por último me gustaría reflexionar sobre aquellas situaciones en las que el trabajo no está relacionado exactamente con aquello que me apasiona. Estoy convencido que si conocemos cual es el camino y lo que queremos encontrar en nuestro viaje personalpodemos tomar con amor lo que tenemos, agradecidos de nuestra ocupación,  ya que ésta por muy humilde que sea, puede ser fundamental para  alcanzar nuestros  objetivos.

Por: Lic. Guillermo Ruiz Braga, Coach Ontológico Profesionalacc_web