Habilidades personales |Eres más que tu título

Habilidades personales

Habilidades Personales|¿Qué decimos cuando nos preguntan a qué nos dedicamos?. ¿Cuánto impacta la respuesta en nuestra identidad y prospecto laboral? Te compartimos algunos tips de Joanna Bloor, experta en presentaciones laborales.

Te invitan a participar a un evento que te abre un mundo de expectativas en lo laboral. Pones especial atención para que la oferta de lo que sos impacte de una manera categórica en ese socio o ese jefe que te interesa de sobremanera conquistar. La ropa es la indicada, repasas las últimas novedades del mercado; todo está listo.

Mezclada en medio de tanta gente, surge la inevitable pregunta “A qué te dedicas?” una y otra vez. Tras años de repetición constante, la mayoría de nosotros contesta “Soy un profesional X y trabajo en la empresa Y”. Y si bien ésta es la respuesta que la mayoría de las personas esperan, también es cierto que nuestro nuevo conocido la recordará sólo hasta que un nuevo contacto aparezca y le responda lo mismo.

“Responder de un modo tradicional te lleva a perder una oportunidad de que la otra persona conozca quién eres realmente”. Nada dijiste acerca de tus habilidades personales…

Todo empieza con tu presentación

Si yo dijera “Soy Coach Ontológico en una empresa multinacional”, es probable que la conversación se dirija a preguntas como “Qué tal es ser coach en tu empresa?”, “A qué se dedica la compañía para la que trabajas?”, “Hace cuánto que trabajas allí?”. Todas preguntas que no permitirían a mi interlocutor conocer realmente mis habilidades profesionales o mis áreas de expertise. Pero si me presentara como “la persona responsable de hacer las preguntas necesarias para que en la empresa se trabaje en un estado de ánimo productivo, con comunicaciones efectivas y una escucha orientada al cliente”, ¿cuál sería el impacto en el otro?

Como Bloor afirma, Cuando uno se presenta de una manera convincente, auténtica, dando importancia a lo que nos hace únicos en nuestros resultados, aumentamos las posibilidades de que la otra persona nos dé una oportunidad, nos ofrezca una relación, un negocio o una idea que nos sea útil”

Habilidades personales: El arte de presentarnos

Elaborar una presentación laboral lleva tiempo y esfuerzo. Pero como el mundo continúa cambiando de una manera que no podemos anticipar, conocer “qué nos distingue del montón” es crucial. Te compartimos algunos tips para lograr una efectiva presentación personal

1- Ve más allá de tu título

¿Quién eres realmente?. ¿Por qué acciones o resultados te gustaría ser conocido?. ¿Qué es lo que amas de tu profesión u oficio?. Más allá de tus logros anteriores, esfuérzate en considerar cuál te gustaría que sea tu impacto.

2- Piensa en los problemas que sólo tú puedes resolver

Para identificar tus habilidades personales, pregúntate: ¿Cuáles son los problemas que resuelvo en mi trabajo?. ¿Qué me hace especialmente efectivo en resolverlos?. Sé concreto, muestra tus capacidades en una sola oración.

3- Pídele feed back a tus amigos y colegas

A menudo nos resulta difícil reconocer nuestras habilidades personales. Si ése es tu caso, pregúntale a las personas más cercanas a tí: ¿Qué te parece que hago bien?. Encontrarás coincidencias en sus respuestas, aún cuando se traten de personas de diferentes ámbitos de tu vida.

4- Recuerda tu niñez

Si aún sigues perplejo, piensa en tu niñez ¿en qué eras grandioso a los 8 años?. Para Bloor, esa habilidad especial nos acompaña en nuestro presente y lo hará en el futuro. Por ejemplo, cuando Joanna era niña, tenía un gran sentido de orientación y facilidad para memorizar mapas cuando salía de excursión con su padre. Esa habilidad le permitió visualizar mapas 3D en su empleo previo, cuando trabajaba en una compañía de software.

5- Muestra un poco de vulnerabilidad

Encontrar gente con la que conectemos puede ser un poco esquivo, especialmente en entornos laborales. Entonces, arriésgate, y revela algo honesto sobre tí. Con entusiasmo, dí frases que hablen acerca de tus emociones como por ejemplo, “Me apasiona …” o “Lo que más me gusta de lo que hago es …”. Esto puede invitar a que tu interlocutor a que por amabilidad, responda de modo similar.

6- Practica tu presentación con gente conocida

Una vez que tengas definida tu presentación de habilidades personales, practícala con 5 personas que conozcas bien. Luego de unos días, pregúntales que fue lo más memorable de ella, qué deberías cambiar y qué podrías aprender en el arte de conocer nueva gente.

7- Resiste volver a tu antiguo modo de presentarte

La verdad es que presentarse de la forma tradicional, diciendo “Soy X y trabajo en Y” es el modo más fácil. Por otro lado, una introducción no formal te llevará inevitablemente a encontrarte con gente que no logre entenderte o aceptarte. Pero es importante que persistas. Encontrarás que una presentación auténtica y personal te conducirá a profundas revelaciones en tu vida. Revelaciones que comienzan cuando te convertís en alguien capaz de responder creativamente a la pregunta “¿A qué te dedicas?”.

Para seguir leyendo: “Elevador Pitch” de Fernando Girasol

Fuente: