La “regla del silencio incómodo” | desde Steve Jobs a Jeff Bezos

Silencio incómodo

Estás en medio de una conversación importante y de repente, tu interlocutor dice algo que te enoja, hasta te parece insultante. El cuerpo se tensa, se encienden alertas cerebrales y estás a punto de decir algo que podría estropear la relación de forma significativa.

¿Qué podrías hacer para evitar decir algo de lo que luego podrías arrepentirte?. Hay una estrategia que conocidos emprendedores como Tim Cook, director ejecutivo de Apple, y Jeff Bezos, fundador de Amazon, han puesto en práctica, para concentrar toda su atención en sus palabras. La “regla del silencio incómodo”, una propuesta de Justin Bariso para gestionar nuestras emociones y construir relaciones más profundas y saludables.

¿En qué consiste la “regla del silencio incómodo”? Ante una pregunta desafiante, en vez de responder de inmediato, haces una pausa y piensas profundamente cómo quieres responder.

“Esta regla siempre ha sido una herramienta valiosa de la inteligencia emocional, porque te permite equilibrar el pensamiento y la emoción, en vez de reaccionar basado sólo en los sentimientos”. J. Bariso

"Desde la mirada del coaching afirmamos que no somos 
responsables de nuestras emociones pero sí lo somos de lo 
que hacemos cuando habitamos en ellas. No somos responsables de nuestros estados de ánimo pero sí de permanecer en ellos.
 ¿Qué elegimos hacer en un momento de enojo?".

Jeff Bezos Jeff Bezos, fundador de Amazon, también utiliza largos intervalos de silencio al inicio de las reuniones, explica Justin Bariso. (GETTY IMAGES)

 

El silencio incómodo de Steve Jobs

Tim Cook y Jeff Bezos no son los únicos directores de empresas que han utlizado la regla del silencio incómodo.

Era 1997 cuando Jobs -que recién había regresado a Apple- participaba en una conferencia con desarrolladores.

Una persona del público lo acusó de no tener ni idea de programación, y de haber estado perdiendo el tiempo durante 7 años.

Lo primero que hace Jobs es quedarse sentado en silencio. Y pensar.

En un tiempo que semejó una eternidad para la audiencia en el contexto del ataque y la esperada respuesta, Jobs tomó un sorbo de agua y 10 segundos después, comenzó a responder.

“Tú sabes”, le contesta. “Puedes agradar a algunas personas en algunas ocasiones, pero…”, Jobs vuelve a hacer una pausa como de ocho segundos.

Luego continúa con su respuesta. “Una de las cosas más difíciles cuando estás tratando de lograr un cambio es que, personas como este caballero tienen razón… en algunas áreas”.

Ese es el inicio de una larga respuesta que dejó al público deslumbrado. Jobs dio una lección magistral sobre un concepto poco común en la época: “No se trata de vender lo que queremos sino lo que el público necesita”.

Pero más allá de las habilidades de Job para responder al ataque y plantear su visión a largo plazo, una de las cosas que destaca Bariso es la duración y efectividad del silencio incómodo.

Silencio incómodo: 8 beneficios

La inteligencia emocional, agrega Bariso, se refiere a la capacidad de entender e intervenir las emociones.

Cuando estamos bajo presión, hablamos y actuamos de una manera diferente a cuando tenemos tiempo de analizar las cosas. Las emociones que nos acompañan en uno y otro momento, son diferentes.

“Yo tiendo a hablar demasiado rápido y me he metido en problemas por eso“, cuenta el autor.

Cuando practicas la regla del silencio incómodo por un tiempo suficiente, dejarás de sentirte incómodo.

Estos son algunos de los beneficios que puede proveer la práctica regular de esta regla, según Bariso:

  • Silenciar el mundo exterior
  • Ejercitar tu pensamiento
  • Llegar a la raíz de los problemas con mayor efectividad
  • Dar respuestas mejor pensadas, más profundas
  • Estar en armonía con tus valores y principios
  • Decir lo que realmente quieres decir
  • Aumentar tu confianza

Una de las dudas que genera esta regla es si cualquier persona puede implementarla. No solamente por la capacidad personal de ponerla en práctica, sino porque en contextos formales puede generar un rechazo por parte de las demás personas.

Es decir, no todos somos Cook, Bezos o Jobs. Y lo que en algunas personas puede parecer muy interesante, en otras podría llegar a ser visto como insólito, inadecuado, o completamente fuera de lugar.

“Una de las razones por las que Jobs o Bezos llegaron donde están, es porque confiaban en sus habilidades”, agrega. “Seguir la regla te ayuda a desarrollar la autoconfianza”.

Cuando el silencio se convierte en una actitud de agresividad

¿Puede la regla jugar en tu contra?

La regla no es una solución mágica y puede jugar en tu contra cuando enfrentas determinadas circunstancias, como cuando se requiere exactamente lo contrario: una respuesta rápida.

“Siempre habrá escenarios donde tienes que hablar o responder rápidamente”, responde Bariso.

“Pero esos escenarios son menores en número de lo que la gente piensa. La mayor parte del tiempo, tomarse 10 o 30 segundos antes de responder, no te hará mal”.

Y si los segundos de pausa se te hacen demasiado eternos, el autor recomienda resistirse a la tentación de contestar lo primero que se te viene a la cabeza y al menos dejar un pequeño espacio para pensar antes de hablar.

Línea