Patricio Madariaga y Guillermo Ruiz Braga

Culturalmente no terminamos de distinguir de que estamos hablando cuando nos referimos al coaching.

Entonces algunos hablan de coaching haciendo referencia a modelos,  otros refieren a las diferentes metodologías y otros al espíritu de esta disciplina.

En definitiva, no terminamos de tener una escucha de lo que hablamos cuando hablamos de coaching, siendo ésta una palabra tan grande que podría incluir casi cualquier cosa.

En este contexto, desde nuestra mirada, observamos que nos hace falta reunir la diversidad y darle un encuadre para poder leerlo.

Cuando pensamos en una red, nos imaginamos  una comunidad, un espacio para la multiplicidad de miradas, para la difusión responsable de un fenómeno  que crece a pasos agigantados y que necesita cada vez más, de centros de información orientados a las personas en búsqueda de profesionales que trabajen con los estándares más altos  de  calidad.

Teniendo en cuenta esto, declaramos ser el espacio para que los coaches puedan volcar su compromiso y su pasión por esta actividad, donde las personas puedan encontrarlos, leerlos y escucharlos.

Nuestro desafío es hacer crecer la confianza en el coaching y en su potencial para empoderar la vida de las personas.