Un método para convertir ideas en resultados

Este texto no es sobre las ideas, sino más bien, cómo hacer que se vuelvan realidad teniendo un propósito.

Según Sharon M. Koenig, comunicadora y autora del libro “Los ciclos del Alma”, tenemos alrededor de 60.000 pensamientos al día y la mayoría son negativos.

Entonces, ¿es por falta de una idea que aún no empezaste tu negocio?. NO, lo que sucede es que tú mismo las descartas antes de que salgan a la luz y crezcan. Por esto es de mucho valor que te detengas e identifiques que te dices sobre ellas.

Algunas de las excusas que he escuchado como coach promotor de emprendedores son:

  1. No es demasiado innovadora
  2. Me falta creatividad y espontaneidad
  3. Seguramente a otro ya se le ha ocurrido y quedaré como un farsante
  4. Es muy probable que no funcione
  5. Se me ocurren demasiadas ideas y no se cual elegir

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estas en lo cierto”  Henry Ford.

 

En estas lineas quiero proveerte al menos 3 claves y ejercicios que te permitirán ordenar tu cabeza, disminuir ese ruido que te aturde y no permite que te concentres en lo importante y así trabajes sobre tu misión personal y empieces a moverte.

 Lo más probable es que luego de realizar estos ejercicios y respondas algunas preguntas, decidas abandonar todas tus ideas y eso estará bien sabes por qué…? PORQUE DESCUBRIRÁS QUE NADA TIENEN QUE VER CON TU PROPÓSITO EN ESTA VIDA!

 ¿ESTAS LISTO?

  1. Vacía tu cabeza

Es necesario que empieces a recuperar la energía que pierdes al estar pensando día y noche en esa idea que aun, por algún motivo, no ejecutas. Para esto, en un block de notas de tu celular, una hoja de Word o en un post it, vuelca todas las ideas de negocio que se cruzaron por tu cabeza en el último mes. Anota también si esa idea ya tiene nombre, rubro/actividad, si piensas tener socios, local a la calle o no, y cualquier otro tipo de información adicional. La sensación de LIBERTAD y LIVIANDAD es casi inmediata al sacar eso de tu cabeza. Tener todo anotado te permitirá ordenar tus ideas y será más práctico a la hora de ir agregando información para cada una.

  1. Define tu MISIÓN y descubre tus talentos

Ahora que tienes tu cabeza libre de ideas dando vueltas por ahí, puedes poner toda tu atención y energía en el siguiente paso, el mas importante. TU MISIÓN PERSONAL.

Una misión es una declaración que genera contextos para que pasen cosas.

Definir una misión te ayuda a hacer las cosas con SENTIDO, tomar decisiones más acertadas y más rápidas, tus acciones estarán orientadas en dirección de tus sueños y podrás aprovechar mejor tus talentos. En definitiva todo tendrá un PARA QUE!

Para redactar tu misión personal empieza respondiendo a estas preguntas:

  • ¿Cuál es tu razón de ser o propósito?
  • ¿Cuál es el servicio que venís a prestar en esta vida?
  • ¿Qué es lo que más te preocupa en esta vida?
  • ¿En qué actividades te destacas?
  • Generalmente las personas te agradecen por…?
  • De niño, le decías a las personas que, cuando crezcas, querías SER…?
  • ¿Qué les decías  que querías HACER?
  • ¿Que cosas te apasionan?
  • ¿Cuáles son tu principales valores?
  • ¿Que actividades te hacen perder la noción del tiempo?

Algunas recomendaciones para tu misión: Debes inspirarte y ser claro/a, el foco debe estar puesto en ayudar a otros  y con sólo 2 o 3 renglones bastarán. Es importante exponerla en un lugar que te permita leerla cada día.

 ¿Cuál es la Misión de algunas de las personas más influyentes del mundo?

  • Martin Luther King “Crear un futuro en el cual la gente de raza negra y blanca puedan coexistir armoniosamente y como iguales”
  • Bill Gates (misión filantrópica): “Eliminar los virus del mundo real”
  • Papa Francisco “Crear un nuevo mundo de justicia y paz”

Si hay alguna persona por la que sientas admiración, te invito a que investigues cual es o era su misión personal.

Ahora que ya tienes tu misión y sabes cual el propósito de tu vida puedo asegurar que podrás elegir una idea de negocio mucho más fácil. Por qué? La misión además de conectarte con tus valores y propósito, te motivará a desarrollar más tus talentos y funcionara como filtro para tus ideas. Verás que muchas de las que tienes anotadas en la lista del primer paso nada tienen que ver con el servicio que venís a prestar en esta vida.

Antes de pasar al tercer y último ejercicio te pido que vuelvas al primero y realices un filtro. Lo que quiero que hagas exactamente es armar una nueva “lista de ideas” solo con aquellas que tengan relación con tu misión personal. Por defecto, las otras quedan descartadas.

  1. Diseña tu siguiente paso

Además de que vacíes tu cabeza y definas tu misión personal quiero y deseo que acciones.  Solo la vivencia te brindará la información que necesitas para corregir y mejorar cualquier proyecto, para afinar tu idea y ser excelente en su ejecución. Es por esto que quiero que inmediatamente te pongas en movimiento y adquieras experiencia y así evitar caer en el análisis de las cosas.

Recuerda: Mucho análisis, genera parálisis. (Vuelve a leerlo) Y el mundo no puede esperar para que pongas a su servicio tus dones.

Hay alguna fundación, asociación sin fines de lucro o institución donde puedas poner tus dones a su servicio? Alguna persona que pueda beneficiarse de tus talentos?

¿Cuál es tu plan de acciones para los próximos 30 días? Arma un diseño detallado de lo que vas a hacer que respondan a estas preguntas; cuándo, dónde, con quién, para qué? Puedes usar una libreta, tu computadora o celular para hacerlo.

Ahora que ya tienes una misión personal y un primer plan de acciones compártelo con alguien, un amigo, colega, pareja, hermano. Esto hará comprometerte públicamente y si se te olvida accionar desde tu propósito, estas personas te lo recordaran.

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso” Lao Tse 

 

¡Manos a la obra!

Por: Franco Diaz Ceballos  
Coach Ontológico Profesional, promotor de emprendedores.